I’ll miss you Michele

IMG_3643

Si tuviera que elegir una única cosa para comer toda mi vida, sin duda alguna sería Pizza. En cualquiera de sus múltiples formas de elaboración, la versión americana, la versión mexicana (que podría decir más bien versión campechana) y claro, la versión original con la ricetta italiana. Hay un lugar en Nápoles al que muchos han llamado “El Templo Sagrado de la Pizza”. ¿Recuerdan a Julia Roberts en “Comer, Rezar y Amar” comiendo una pizza gigante? bueno pues L’Antica pizzeria da Michele fue el set en donde filmaron.
El lugar esta abierto desde 1936  y desde entonces la fila y la larga lista de espera para comer una de las dos únicas pizzas que venden es interminable. Así es, leyó usted bien, aquí solo se comen, Margherita y Marinara y se acompaña con agua, Coca Cola, Fanta o una cerveza. A veces la espera es larga, una vez esperamos poco más de una hora, pero no se preocupen, una vez en la mesa, que, por lo general, si vas en pareja debes compartir, el servicio es rapidísimo.

Due Margherite doppia mozzarella, una fanta ed una birra, per favore.

¿La cuenta? €14.00. Un lugar que definitivamente extrañaré. Un sabor que jamás encontraré en ningún otro lugar. Espero regresar pronto. Arrivederci Michele!

If I had to pick one thing to eat all my life, no doubt would be Pizza. In all its many forms of cook, the American version, the Mexican version and of course , the original version with the Ricetta Italiana. There is a place in Naples called by some people as “The Scared Temple of the Pizza”. Do you remember Julia Roberts in “Eat, Pray and Love” eating a giant pizza? well, this scene was filmed in L’ Antica Pizzeria da Michele. The place exists since 1936 and from the beginning  the line and the long waiting list to eat one of the only two pizzas they sell is endless. Yes, you read correctly , you can only choose between Margherita and Marinara and to drink, water, Coke, Fanta or beer. Sometimes the wait is long, on my first visited we wait for over an hour, but do not worry, once in the table (often shared), the service is very fast. 

Due Margherite doppia mozzarella, una fanta ed una birra, per favore.
Two Margherite double mozzarella, a fanta and a beer, please. 

The bill? €14.00. A place that I definitely will miss. A taste you will never find in other place. I hope to be back soon. Arrivederci Michele! 

Advertisements

Sono innamorata dell’Italia

Tenía mucho tiempo que no escribía. Sinceramente ya extrañaba esto entrar bloggear, subir fotos , etc; pero por una u otra razón no había podido. Hoy -súper tarde- visito mi blog y digo, ¿DICIEMBRE?, ¿última entrada? Ocupo bloggear.

Y es que a finales de Diciembre cumplí uno de mis mas grandes sueños, conocer Italia. Wow! no se ni como expresarlo. A mi que me encanta todo lo relacionado al arte, el diseño, etc; lo puedo considerar uno de los mejores viajes de mi vida. Tuve la oportunidad de conocer no solo la parte artística e histórica de este bello país, sino también gran parte de lo que una familia italiana vive día a día al estar hospedada con la familia Russo que muy amablemente me recibió en Napoles.

El trip comenzó en Firenze, cuna del Renacimiento; llegué al hotel aproximadamente a las 2:30pm, después de unas 18 hrs viaje entre escalas en México y París, pero aún así solo hice check in y a las 4:00pm me encontraba con lo que alguna vez leía en mis libros de arte, la más hermosa catedral que he visto en mi vida, Santa Maria di Fiori, y subiendo unos 460 escalones (los que yo conté pero creo eran más) en una escalera de caracol de no más de 60cm de ancho ¿cansada? BASTANTE, pero la vista al final es maravillosa, aunque eso si, me gustaría saber de la condición física de Brunelleschi.

No hubo rincón de Florencia al que no le sacara una foto, calle en la que no tocara sus frías paredes. Museos, comida, galerías, arquitectura, frío, ¿qué mas puedo pedir? Además de Florencia estuve una semana en Nápoles y probé la verdadera Pizza. ¡Qué delicia! Fuimos a una famosa pizzería; L’antica Pizzeria da Michelle, en donde estuvimos aproximadamente una hora y media esperando por una mesa. Y es que el lugar está buenísimo y cero caro, y eso si, son unas pizzas enormes, y al principio creí que no me la terminaría pero erré, haha.

Empecé el año de la mejor manera que pude. Cenando con la familia Russo en la tradicional cena de Capodanno en donde comí y comí y comí y bebí vino y seguí comiendo hasta morir. Aprendí que en Italia el 6 de enero no se esperan a los Reyes Magos, sino a una brujita, La Befana quién me dejó muchos chocolates y dulces. Yumm!

Visité la maravillosa ciudad de Pompeya y por último la Bella Roma. Mis ojos no dejaban de capturar cada centímetro de los lugares que visité. Realmente me enamoré de este país. No hubo una cosa que no me gustara, excepto encontrar un Gatorade que no es nada fácil en Nápoles, fuera de eso, qué hermosa es Italia, sus costumbres, sus calles, su gente, su comida, todo. Ora io posso dire che io sono inamoratta dell’Italia. 

*PS: Ahora estoy estudiando italiano… más noticias dentro de poco.

-Fotos tomadas con el iPhone 4

-FOTOS TOMADAS CON la nikon d90 con lentes nikkor 35mm y 50mm

-Música mientras escribo… “Sette notti in Arena” de Ligabue. Excelente álbum.